Related Posts with Thumbnails

AFRONTAR LA ANSIEDAD

Que actividades pueden ayudar a relajarte?

  • Realizar ejercicios de relajación.
  • practicar algún deporte (natación, yoga...) o pasear.
  • estar con la familia y/o amigos.
  • Pasear a un animal, jugar con él, acariciarle...
  • Hacer punto, coser o cocinar (en general cualquier actividad que nos resulte placentera).

¿Cómo afrontar un problema de ansiedad?

La ansiedad es problema muy común (que unos niveles de ansiedad normales son necesarios para nuestra supervivencia) y que todos pasamos por momentos difíciles que nos preocupan y ponen nerviosos. Puesto que la ansiedad es algo que no se puede eliminar de nuestra vidas (ya que es algo que necesitamos), debemos aprender a controlarla para que no interfiera en nuestro bienestar.

Por eso, estar nervioso no es algo terrible, siempre y cuando conozcamos hasta dónde podemos llegar y establezcamos unos límites; en otras palabras, que seamos capaces de controlar nuestro comportamiento.

Para enfrentarte a la ansiedad te proponemos los siguientes pasos:

  • Di «¡Basta ya!» Rompe con lo que te preocupa. Cuando te veas inmerso en una serie de pensamientos que provocan ansiedad, di «¡Basta!» o da un pequeño golpe que rompa esa cadena; reemplaza esos pensamientos por imágenes agradables. Los pensamientos no van a ayudarnos, por si solos a cambiar nuestra situación. Es hora de buscar una solución.
  • Intenta descubrir qué es lo que te preocupa. Si tiene solución, búscala y ponla en práctica. En la mayoría de los casos, la ansiedad aparece porque no actuamos, porque no nos enfrentamos al problema.

Quizás eres una de esas personas que lo tiene todo (familia, trabajo, salud...), pero no te encuentras plenamente satisfecha. No sabes qué te pasa, no crees tener motivos para quejarte, pero en el fondo hay algo que te hace sentir mal. Por eso te proponemos que te detengas unos minutos e intentes analizar qué es lo que te está causando tanta ansiedad. Para observar tu vida puedes servirte de la siguiente tabla.

Fecha/hora

Episodio de ansiedad:

¿qué sentí?

Antes:

¿Qué ocurrió y qué pensé?

Después:

¿Qué ocurrió y qué pensé?

  • Práctica algún deporte y busca alguna afición. Si no encuentras nada que te guste, prueba con alguna actividad que te parezca interesante. Ten en cuenta que la única manera de iniciar aficiones es practicándolas.
  • Elabora unas pequeñas tarjetas donde anotes recuerdos, frases positivas sobre ti mismo... Fíjate en los ejemplos.

El viaje que hice a Venecia

La expresión de mi marido cuando le regalé la cámaraSoy una persona simpática
  • Busca actividades en las que tengas que relacionarte con los demás. Puede ser muy estimulante y enriquecedor.
  • Organiza tu tiempo. Puedes encontrar el momento de relajarte, disfrutar y cumplir con tus obligaciones. No dejes de realizarlas a causa de tu estado de ánimo. Tú eres quien controlas tu vida.
  • Elabora un recordatorio escrito con los pasos que debes dar para superar un momento de ansiedad. Deberás tenerlo siempre a mano
  • Realiza ejercicios de relajación; te proporcionarán autocontrol y te serán de gran utilidad para ponerte en marcha en cualquier momento.

La ansiedad y otros trastornos

La ansiedad es un problema que aparece en la base de otros muchos trastornos, entre los que podemos citar los siguientes: terrores nocturnos y, en general, alteraciones del sueño, fobias, obsesiones, depresión, problemas de pareja, trastornos de la alimentación, adicciones, tartamudez, tics nerviosos...

Por eso, la mayoría de los tratamientos dirigidos a superar problemas psicológicos incluyen técnicas que ayudan a controlar la ansiedad.

No utilices la ansiedad para...

  • Manejar el comportamiento o sentimientos de los demás. Cuando le dices a tu marido que no haga esto o aquello porque te pone nerviosa, o a tu hija que te va a matar a disgustos, no estás poniendo los remedios adecuados pura superar la ansiedad pues haces que los demás sean los únicos responsables de lo que te pasa. Es cierto que los demás hacen cosas que nos molestan, pero los únicos que podemos controlar nuestro estado de ánimo somos nosotros, por lo que lo más inteligente es conseguir que nuestra felicidad no dependa de lo que hagan o digan los demás. Toma las riendas de tu vida no permitas que nadie ni nada te saquen de tus casillas, si tu no quieres.
  • No hacer algo que no te gusta. Debes enfrentarte a la vida y sus responsabilidades. Muchas personas no hacen ciertas cosas porque «les ponen nerviosas», pero es que algunas de ellas son necesarias. No puedes dejar de ir al médico o evitar una operación, porque los hospitales «te sacan de quicio. Debes enfrentarte a la vida, incluso a aquellas cosas que no te gustan. Tal vez tengan su sentido y si las llevas a cabo consigues sentirte mucho mejor.
  • Evitar situaciones que requieran esfuerzo. La mayoría de los hobbies surgen después de haber dedicado tiempo y esfuerzo a una actividad. Practicar un deporte es una de las prácticas más eficaces para combatir la ansiedad, pero también para mantenerse en forma y sentirse bien con un mismo. Ya sé que para alguien poco deportista, resulta bastante difícil dar el paso de ponerse el chandal y las zapatillas. Pero te aseguro que tendrá su recompensa. Anímate y decídete a implicarte en algunas actividades que pueden ayudarte a estar mejor.
  • Justificar tu comportamiento. Es importante reconocer nuestros errores, pero sin echar la culpa continuamente a la ansiedad, ya que tú puedes hacer cosas para superarla. Por ejemplo, el estudiante dice que se puso nervioso y que por eso no aprobó, y cree que así todo queda explicado. Pero no podemos olvidar que la ansiedad se puede controlar y poner a nuestro servicio para conseguir en nuestra vida todo aquello que deseamos.

Bernabé Tierno

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenid@ a mi blog Surya